AMLO no ve ninguna caída en la producción de petróleo; se ha estabilizado, insiste

El presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó este martes la caída de la producción de petróleo que registró Pemex en mayo y aseguró que esta actividad se mantiene estable.

Pemex, que ha luchado por revertir la caída, informó el lunes que su producción de crudo promedió 1.66 millones de barriles por día (bpd) en mayo frente a 1.68 millones de bpd el mes previo, unos 20,000 barriles menos, equivalentes a 0.8%.

“Estoy tranquilo, porque se detuvo la caída en la producción. Hoy viene una información de que no es así, que van dos meses que sigue cayendo la producción. Yo tengo otra información y está estabilizada la producción”, aseguró en su conferencia de prensa diaria.

“Si no hubiésemos intervenido, estaríamos, de acuerdo a la tendencia, con una producción de 1 millón 300, 1 millón 400,000 barriles diarios y tenemos 1 millón 670,000 barriles; puede ser que de un mes a otro haya bajado 20,000 barriles, pero no es la caída que se estaba dando”, reconoció.

El mandatario dijo también no sentirse preocupado por la ligera caída, ya que ha recibido datos de junio, los cuales prometió dar a conocer mañana.

“Tengo el dato diario de producción, ese dato (difundido) es creo que de mayo, ya estamos terminando junio y les voy a mostrar toda la serie mañana”, mencionó.

El mandatario agregó que se ha logrado un ahorro de hasta 30% en los costo de operación de Pemex gracias al combate a la corrupción al interior de la petrolera, en la cual, dijo, “se está haciendo una limpia en general”.

En ese sentido, López Obrador indicó que se está haciendo una revisión de contratos de la empresa estatal con otras compañías para detectar irregularidades.

“Estamos incluso revisando contratos de empresas que se tienen en España, con astilleros españoles, en donde no había un trato justo para Pemex, todo eso se está revisando y les vamos a informar”, mencionó.

Los contratos referidos fueron hechos por Pemex al final del sexenio de Felipe Calderón, en una acción que fue interpretada como un intento de la petrolera mexicana de salvar los astilleros de Galicia.

López Obrador ha prometido “rescatar” a Pemex, la petrolera más endeudada del mundo, así como incrementar su producción en al menos un 50% para el final de su administración, en 2024.

Con información de Reuters

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*