Aquí en confianza: ¿Así, o más claro?

Mientras que Facebook se convierte en el escaparate preferido para mostrar las alegres fotografías captadas a las afueras de Notre Dame y el mundo entero recuerda el nombre de la tristemente célebre Antonieta Rivas Mercado, quien fuera hija del arquitecto predilecto de Don Porfirio Díaz (algo así como el Riobóo de la época) y que tuviera a bien quitarse la vida en una banca de la famosa catedral parisina, usando como herramienta la pistola de José Vasconcelos, con quien sostenía un tortuoso romance, acá – de este lado – tenemos también temas importantes sobre los cuales reflexionar.

Ciertamente, el incendio que consumió buena parte de una de las edificaciones más emblemáticas de la cultura occidental, es una desgracia para la humanidad. Los daños producidos por el siniestro son – hasta este momento – incalculables. La llamada “aguja” que se posaba señorial sobre el inmueble cayó al suelo ante la mirada consternada de cientos; dos terceras partes de las bóvedas y tejados quedaron totalmente destruidos. Aunque se descartó que el desastre haya sido provocado intencionalmente, aun se desconocen sus verdaderas causas. Al respecto, la Fiscalía francesa ya inició los interrogatorios a poco menos de una veintena de trabajadores que se encontraban en el lugar.

Ante el lamentable escenario, el Presidente francés Emmanuel Macron (al que cuando no le llueve, le llovizna), anunció que “Nuestra Señora” será reconstruida y que iniciará una colecta internacional para tal propósito. El que levantó la mano en forma inmediata fue el multimillonario François-Henri Pinault, esposo de la veracruzana Salma Hayek, quien ofreció la friolera de 100 millones de euros para la causa.

Mientras que son peras o manzanas, nuestro país vive sus propias tragedias.

Tal como se había informado, de continuar la tendencia, éste podría convertirse en el sexenio más violento en la historia de México. Sin afán de entrar en la guerra de cifras que tantos dolores de cabeza ha ocasionado en los últimos días, válidamente puede afirmarse que del 1º de marzo al 11 de abril de este año, se cometieron 3 mil 204 homicidios en el país, que sumados a los registrados en el período de diciembre a febrero (8 mil 524), resultan en la cantidad de 11 mil 728 asesinatos perpetrados en lo que va de la administración lopezobradorista. Los datos hasta aquí mencionados pueden consultarse en el portal oficial informeseguridad.cns.gob.mx y, antes de que lluevan las criticas por parte del respetable, la misma información se encuentra en la página Aristegui Noticias; específicamente en  la nota titulada: “Van más asesinatos de los que dijo Ramos: suman casi 12 mil en el gobierno de AMLO”. Sí mamá, como lo lees, me refiero al portal de noticias de la periodista Carmen Aristegui.

Por otro lado, nuevamente fue puesta sobre la mesa la posibilidad de revivir el cobro de la tenencia vehicular. Si bien, el Presidente López Obrador aclaró que su gobierno no busca restablecer este impuesto a nivel nacional, como antes lo había asegurado el Subsecretario de Hacienda Arturo Herrera, el regreso del impopular gravamen podría llegar a los mexicanos vía la Cámara de Diputados. El legislador morenista Alfonso Ramírez Cuellar, Presidente de la Comisión de Presupuesto, insistió sobre el asunto de marras  y aseguró que unificar desde la federación las reglas de este impuesto, ayudaría a fortalecer las finanzas públicas.

Como si lo anterior fuera poco, también debemos preocuparnos por los recurrentes desencuentros entre el Gobierno de México y los medios de comunicación.  Tal parece que lanzar el epíteto “prensa fifí” y afirmar que los medios que hacen labor crítica están al servicio del conservadurismo, es parte fundamental en el discurso presidencial. Los ataques y descalificaciones sistemáticas contra periodistas, principalmente a través de las redes sociales, está convirtiéndose en el pan de cada día.  El encono que se endereza hacia los que contrarían al mandatario nacional y sus huestes, alcanza ya niveles alarmantes; esto si consideramos que estamos en un país en el que aquellos que ejercen la tarea de informar son objeto de agresiones y violencia.

Reza la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión: “el derecho a la libertad de expresión es esencial para el desarrollo del conocimiento y del entendimiento entre los pueblos, que conducirá a una verdadera comprensión y cooperación entre las naciones del hemisferio; cuando se obstaculiza el libre debate de ideas y opiniones, se limita la libertad de expresión y el efectivo desarrollo del proceso democrático”. Pese a lo antes transcrito, desde Palacio Nacional, el Presidente de los mexicanos, refiriéndose al choque que días antes tuvo con el periodista Jorge Ramos y enfundado en un supuesto derecho de réplica, dijo textualmente a los representantes de los medios de comunicación que se dieron cita en la coloquialmente llamada “mañanera”: “si ustedes se pasan, ya saben que sucede”. Aquí en confianza, ¿así, o más claro?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*