El aporte de la educación pública vs. Covid-19

Cuando el gobierno federal instrumentó la estrategia en materia de salud pública para enfrentar la pandemia una de las primeras preocupaciones fue el déficit de equipo, especialmente los respiradores artificiales que resultan vitales para la atención de los pacientes y que sin exagerar son la diferencia entre la vida y la muerte.

La demanda de los dispositivos se disparó, y en respuesta los precios subieron, pero además la fabricación de los respiradores tampoco alcanzaba para surtir los crecientes pedido en todo el mundo.

Tecnológico de México
Foto: Tecnológico de México

Entonces reparar y actualizar los respiradores existentes cuyos orígenes data de principios del siglo XIX, pero fue en 1970 cuando se presentó una versión más completa del ventilador mecánico y a partir de entonces se evolucionó el desarrollo del aparato.

Respirador Artificial Tecnológico de México
Foto: © Fernando Luna Arce

Y este fue el caso en México con el IMSS como cabeza del sector salud que realizó una auditoria para localizar cientos de respiradores arrumbados en sus bodegas u hospitales que no funcionaban y que necesitaban un urgente diagnóstico y posterior reparación. Se pensó mandarlos al extranjero o con los fabricantes, pero algunos modelos por la edad simplemente ya estaban descontinuados, y repararlos fuera del país significaba más gastos y tiempos de espera.

Gel Antibacterial Tecnológico de México
Foto: © Fernando Luna Arce

Y aunque hubo duda al principio, el IMSS volteó al Tecnológico Nacional de México, la institución de educación tecnológica más grande del país con 254 instituciones distribuidas en el territorio nacional con una amplia oferta educativa a nivel licenciatura, maestría y posgrado, y en especial el Tecnológico Nacional de México Campus Morelia, que encabeza el Doctor José Luis Gil Vázquez que fue la institución elegida para el diagnóstico y reparación de respiradores mecánicos; primero y como una especie de prueba el IMSS asignó la reparación de tres respiradores de una clínica local, y el tiempo de respuesta y los resultados fueron tan buenos que posteriormente envió 176 respiradores que había localizado; y de los que 80 definitivamente resultaron obsoletos, y el resto se sometió a una reparación que en algunos casos requirió de la fabricación de piezas faltantes en las instalaciones educativas; 45 ya fueron entregados funcionando al 100% y salvando vidas en diversas clínicas del IMSS, en los siguientes días se entregarán 25 dispositivos más y el resto están en espera de aditamentos y refacciones cuyo abasto, por la alta demanda, es muy limitado y lento, y por eso la escuela busca alternativas para solucionar lo más rápido posible el tema.

El año pasado la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Ingeniería (ANFEI) reconoció al TecNM Morelia como la mejor institución de ingeniería de México, tiene una estrecha relación de investigación con diversas empresas nacional y extranjeras, está en los últimos detalles para firmar un convenio con la CFE; y en más de 120 países laboran egresados del centro educativo.

Tecnológico de México
Foto: © Fernando Luna Arce

La urgencia del IMSS se pudo responder gracias a la creación de un equipo de profesores, alumnos y egresados de diferentes disciplinas como ingeniería eléctrica, mecánica, mecatrónica y biomédica.

Pero la aportación del TecNM Morelia no se limitó a los respiradores artificiales, otras de sus áreas se encargaron de la formulación, producción y envasado de gel desinfectante para necesidades específicas de la población y surtir centros de salud e incluso transporte público en el estado; además el IMSS le solicitó una alternativa eficiente para el tratamiento de residuos biológicos infecciosos altamente peligrosos que no pueden desecharse de la manera convencional porque representan un foco latente de infección.

Así el TecNM Morelia ya tiene lista una cámara de ozono para la desinfección previa de dichos residuos que en cuestión de días se instalará en las primeras unidades del IMSS.

Gel Antibacterial Tecnológico de México
Foto: © Fernando Luna Arce

forbes

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*