Hay algunos elementos de riesgo en iniciativa para regular el outsourcing: IMEF

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas(IMEF) afirmó que ven algunos elementos de riesgo en la propuesta para regular el outsourcing en México, los cuales deben corregirse para evitar cuellos de botella y desincentivos que impulsen la informalidad.

“Los criterios para el registro ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la inscripción al padrón público de las empresas de subcontratación de servicios y obras especializadas deben contemplar la complejidad de una economía moderna y abierta al exterior como la mexicana, cuyas empresas requieren de elementos de productividad y competitividad efectivos”, dice el organismo.

Agrega que es un aspecto esencial para preservar el atractivo de México  como destino de inversión.

“Los registros deben llevarse a cabo con agilidad y transparencia, evitando cuellos de botella y desincentivos que impulsen la informalidad”, agregó.

El 5 de abril de 2020, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó que acordaron con los líderes sindicales y el sector empresarial prohibir la subcontratación de personal, la cual era usada para evadir el pago de impuestos y otras prestaciones de los trabajadores.

“Los acuerdos alcanzados comprenden: la prohibición de la subcontratación de personal, la regulación de la subcontratación de servicios especializados distintos del objeto social y de la actividad económica preponderante de la empresa contratante”, señaló la dependencia a cargo de Luis María Alcalde Luján, quien participó en la firma del pacto con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

Otro de los acuerdos es el registro ante la STPS y la inscripción al padrón público de las empresas de subcontratación de servicios y obras especializados, es decir de la responsabilidad solidaria en caso de incumplimiento, y el otorgamiento de un plazo de tres meses para que los trabajadores subcontratados pasen a formar parte de la nómina del patrón real, agregó la dependencia.

La entidad encargada de la agenda laboral de la Cuarta Transformación agregó que se llegó a un acuerdo sobre el tema de reparto de utilidades para evitar posibles distorsiones en empresas de uso intensivo de capital, creando dos modalidades para el cálculo del reparto. Con esta fórmula se elimina la discrecionalidad y se lograría un incremento del 156% en el monto del reparto de utilidades a los trabajadores.

“La regulación de la subcontratación de servicios especializados distintos del objeto social y de la actividad económica preponderante de la empresa contratante (insourcing) permitirá preservar esquemas de operación de las empresas, que son esenciales para su competitividad, sin afectar derechos laborales”, señala el IMEF.

La asociación que agrupa a destacados miembros del sector financiero mexicano dijo que el diálogo abierto entre sectores y las opiniones de todas las partes se hayan intercambiado en un espacio de búsqueda de acuerdos y soluciones a un tema central para la economía y el desarrollo de México

Añade que la inclusión del tema del PTU establecido a tope a la misma, con lo cual se inicia el tránsito a un modelo más moderno de reconocimiento de participación de los trabajadores en las utilidades.

El diferimiento de la entrada en vigor permitirá a la empresas disponer de un tiempo mayor para llevar a cabo las adecuaciones pertinentes, comenta.

El IMEF apoya un enfoque incluyente para nuestra economía basada en el fomento decidido a la inversión privada con responsabilidad social

“Celebramos los avances logrados en la negociación entre los sectores y exhortamos respetuosamente a los señores y señoras legisladoras a revisar de manera imparcial, objetiva e integral la iniciativa considerando todos los elementos”, concluye el IMEF.

 

 

forbes

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*