Las industrias perdedoras y ganadoras en México por el coronavirus

Las afectaciones del coronavirus ya se han propagado a las principales bolsas de valores en el mundo y a diversas industrias como las de consumo, turismo, entretenimiento y automotriz en Estados Unidos y países europeos. Ahora, México también comienza a resentirlo en las misma áreas.

Hace 11 años, la pandemia por la influenza H1N1 restó un punto porcentual al PIB mexicano, por la caída del turismo, comercio y servicios. El efecto negativo se combinó con la contracción de la economía global por la crisis financiera iniciada en 2008. Estos factores llevaron al PIB del País a una caída anual de 5.29%.

Fabián Ghirardelly, Country Manager de la División Worldpanel de Kantar México comentó a Forbes México que las industrias que podrán verse más afectadas serán las relacionadas con la venta de ropa, electrodomésticos, celulares, gastos fuera del hogar, restaurantes, gimnasios, salones de belleza, turismo y entretenimiento.

Lo anterior basado en un estudio que publicó recientemente la consultora, realizada entre el 6 y 9 de febrero, en el que recopiló datos en línea de más de 1,000 hogares en China.

“Hay categorías que ganan como purificadores de aire, cubre bocas, limpiadores cloro, jabones, antibacteriales también son categorías que crecen. Medicinas en general, incluso seguros médicos y seguros de vida se activaron en China de manera importante”, señaló Ghirardelly.

El 28 de febrero la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) reportó compras de pánico de cubrebocas y gel antibacterial por la aparición de casos de coronavirus en Culiacán y en la Ciudad de México. El escenario se repite esta semana después de que este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarará al coronavirus como pandemia.

En la parte de los seguros médicos, el director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Recaredo Arias Jiménez, exhortó este miércoles a la población asegurada a que revise sus pólizas de Gastos Médicos Mayores, para confirmar que están cubiertos contra pandemias.

“El coronavirus es un llamado de atención para que las compañías revisen sus estrategias, políticas y procedimientos sobre la protección de los empleados, clientes y operaciones en ésta y futuras epidemias”, afirmó Jeff Levin-Scherz, colíder de la práctica de gestión de salud de América del Norte en Willis Towers Watson.

De acuerdo con Willis Towers Watson, para estar cubierto con una póliza de seguro de compensación para trabajadores, tradicionalmente se debe determinar que el perjuicio para el empleado aumentó mientras estuvo trabajando, lo que puede ser difícil de establecer en caso de un brote de virus. Los empleados que viajan por negocios a áreas infectadas o los fijos o semifijos en áreas de alto riesgo serían los más propensos a presentar casos convincentes.

Consumo dentro de casa

Otra de las categorías ganadoras, de acuerdo con Ghirardelly, sería la de los alimentos dentro del hogar porque la gente deja de salir a comer, por lo tanto, todos los pedidos a domicilio también crecerán, por lo que las empresas que tengan una buena estrategia de venta en línea serán las mejor compensadas.

“El caso del minorista es interesante porque suceden varias cosas ahí, porque primero hay un momento de pánico donde este sector vende un montón y luego hay un desabasto de categorías clave, como el de la limpieza, como sucedió en China y en Italia. Luego pasa a la segunda etapa en donde la gente no sale y lo que termina pasando es que la gente empieza a comprar a domicilio”, agrega Ghirardelly.

Esta es una gran oportunidad para servicios de comida como el de Uber Eats, Rappi y Didi Foods, además de los servicios que otorgan tiendas como las minoristas Walmart, Soriana, La Comercial Mexicana y Amazon, así como las tiendas ‘de la esquina’.

En mayo 2009, después de que la pandemia H1N1 sacudió a México a finales de abril, el sector minorista acumuló ventas por 323.7 millones de pesos, 14.1% mas que entre enero y mayo del 2009, revelaron datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

Sin embargo, las empresas como Uber Eats aún analizan la forma de trabajo para priorizar la seguridad para todos quienes usan la plataforma de Uber. “Hemos establecido un equipo global, que recibe asesoría experta en salud pública, para implementar acciones según sea necesario en cada mercado en que operamos a nivel global. Estamos en estrecho contacto con las autoridades locales de salud pública y continuaremos siguiendo sus recomendaciones para ayudar a prevenir la propagación del virus”, señaló la empresa a Forbes México.

Entre las acciones que ha llevado la empresa con lo usuarios de Uber Eats es recordarles que pueden solicitar que su entrega sea dejada en su puerta. También han compartido comunicación dedicada específicamente a los socios restauranteros para informarles de sus acciones.

Por su parte, la compañía china de transporte de pasajeros Didi Chuxing dijo a Reuters el jueves que creó un fondo de 10 millones de dólares para apoyar a los conductores y repartidores diagnosticados con el coronavirus, a medida que el brote se expande por el mundo. El fondo apoyará a los conductores y repartidores de Didi en Australia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá, Japón y México, siguiendo pasos similares de la compañía en China.

En China, McDonald’s ha implementado la recolección sin contacto y la entrega de varios elementos de su menú. Starbucks instó a los clientes a hacer pedidos a través de su aplicación para que los pedidos se puedan colocar en las mesas dentro de las entradas de los cafés. Pero si los clientes de Starbucks deciden ingresar a las instalaciones, les tomarán la temperatura en la puerta, señala un reporte de la consultora Pinketron.

Las empresas relacionadas con entretenimiento en casa y aplicaciones como Netflix, HBO y Amazon Prime también generan mayores ganancias.

Las industrias perdedoras: turismo y entretenimiento

 La industria del turismo es la que experimenta el mayor impacto ya que varios países han impuesto políticas restringidas de viaje, transporte y migración tan severas como cerrar fronteras con países vecinos.

“Las restricciones de viaje han obligado a las principales aerolíneas internacionales a cancelar al menos 200,000 vuelos, lo que resulta en enormes pérdidas para el sector de la aviación. Algunos hoteles han enfrentado días con ocupación de uno o dos dígitos en hoteles, particularmente en Asia. La ausencia de turistas chinos también ha afectado negativamente los ingresos del turismo internacional, ya que solo en 2018, los viajeros chinos gastaron hasta 277,000 mdd en viajes internacionales”, señaló la agencia Pinkerton.

En México,la línea de cruceros británica-estadounidense Princess anunció este jueves, la suspensión de todos sus tours por México y el mundo como medida de prevención ante la propagación de la nueva cepa de coronavirus (Covid-19).

La industria del entretenimiento

Se han cancelado eventos mundiales, incluido el Carnaval de Venecia, un evento anual que atrae a hasta 3 millones de asistentes. También se ha suspendido temporalmente la entrada a los peregrinos que se dirigen a La Meca en Arabia Saudita. Los festivales de música como el Lollapalooza en Argentina, el South by Southwest (SXSW) de Austin, Estados Unidos, anunciaron que se han visto obligados a suspender la edición de 2020.

“Las empresas que dependen del turismo, incluidas las aerolíneas, los hoteles, los operadores turísticos y los restaurantes, se han visto afectadas. Los economistas indicaron que el impacto podría afectar los productos internos brutos de algunos países. Según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, este sector contribuyó con aproximadamente 8.8 billones de dólares a la economía mundial en 2018”, señaló Pinkerton.

En México el Tianguis Turístico que se iba a llevar a cabo en Mérida, Yucatán del 22 al 25 de marzo, fue pospuesto para septiembre.

La automotriz

Moody’s Investor Service ha recortado su pronóstico global de ventas de vehículos porque las cadenas de suministro automotriz se ven interrumpidas continuamente. La firma indicó que probablemente se produciría una disminución del 2.5% en la venta durante este año, en lugar del 0.9% previsto anteriormente.

Se estima que la disminución general de las ventas de vehículos disminuirá 90.3 mdd a 88 millones mmd. Los expertos estiman que las ventas del proyecto disminuirán hasta un 2.9% en China, un 1.2% para los Estados unidos y hasta un 4% en Europa Occidental.

forbes

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*