México perderá 30% de reservas probadas de si prohíbe el fracking: IHS Markit

México perderá 30% de sus reservas probadas y probables de petróleo y gas si el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prohíbe su extracción con fractura hidráulica (fracking).

“Si el gobierno mexicano estableciera un veto legal al fracking, y hay yacimientos que solo pueden ser explotados con esta tecnología, estos tienen que ser retirados del portafolio de reservas. En México estamos hablando de no menos del 30% de las reservas que se tienen”, comentó el director de desarrollo de negocios para IHS Markit México, Erick Sánchez Salas, durante un webinar organizado por el colectivo Conciencia Ciudadana.

El analista precisó a Forbes México que dicho veto afectaría la reservas probadas y probables ubicadas en las provincias petroleras de Burgos, Chicontepec, Veracruz Norte, incluso en la cuenca de Macuspana en Tabasco.

México cuenta con reservas probadas por 8,061 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, suficientes para nueve años más de producción. Estas son relevantes porque sustentan sus proyectos de inversión y préstamos bancarios, pues la probabilidad de extraerlas es de 90%.

Su declaración se produce porque López Obrador se comprometió a no emplear dicho método de extracción por su daño al medio ambiente, durante su primer día como presidente. Incluso, un año después presumió que el compromiso número 75 se había cumplido.

“A la fecha, no se ha recurrido a métodos como el fracking”, declaró el poder ejecutivo en un documento sobre el avance de sus compromisos presidenciales.

El investigador en energía de la Universidad Rice, Adrián Duhalt, agregó que, si bien en el discurso político se habla de una prohibición del fracking, legalmente no existe dicho veto, y las compañías petroleras que operan en el país pueden emplearla.

Sánchez Salas también dijo que desde hace 20 años la fractura hidráulica ha dejado de utilizar agua para sus procesos de extracción, y los ha sustituido por un gel compuesto de la propia producción que contiene hidrógeno, nitrógeno y condensados de gas para que las formaciones rocosas se abran y puedan fluir los hidrocarburos.

Sobre el daño a mantos acuíferos, el analista de IHS Markit dijo que el fracking permite perforar a más de 7,000 metros bajo tierra en algunas zonas del país como Veracruz y Tabasco. A esta profundidad no existe ningún cuerpo de agua.

Nuestro país produce 195,000 barriles diarios de petróleo en campos terrestres gracias a la fractura hidráulica, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

 

 

forbes

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*