México y Guatemala acuerdan repatriación de migrantes masacrados en Tamaulipas

Los Gobiernos de México y Guatemala acordaron concretar, el 12 de marzo, la repatriación de los cuerpos de los 16 migrantes guatemaltecos que fueron incinerados en un camino vecinal del municipio de Camargo, en Tamaulipas, el 22 de enero, informó este sábado la Cancillería mexicana

En una declaración conjunta, se informó que, mediante el mecanismo de acompañamiento binacional, establecido para coadyuvar en la investigación del caso de Camargo e integrado por autoridades de ambos países, “ha concluido el proceso de identificación de las víctimas de esta tragedia”

En ese sentido, “el próximo viernes 12 de marzo de 2021 se realizarán los procedimientos para la repatriación digna a Guatemala de los restos de las víctimas de este lamentable hecho”, se apuntó en la nota.

Ambos Gobiernos señalaron que a través de las instituciones encargadas, “cumplirán con los protocolos y honras fúnebres correspondientes”, además del brindar apoyo y acompañamiento psicológico a los familiares de las víctimas.

También reafirman su compromiso por continuar el trabajo de manera conjunta para el esclarecimiento del caso.

El estado de Tamulipas, frontera con Estados Unidos, es un paso obligado para los migrantes centroamericanos que entran a México con la intención de llegar a la frontera norte.

El pasado 22 de enero, las autoridades hallaron dos camionetas calcinadas, una de ellas con 19 cadáveres en el interior, en el poblado de Santa Anita, en el municipio de Camargo, fronterizo con Texas y Nuevo León.

Una llamada anónima alertó a las autoridades de Tamaulipas sobre dos vehículos que se encontraban abandonados e incendiados en un camino vecinal del municipio de Camargo, en donde estaban 19 cuerpos quemados, la mayoría migrantes guatemaltecos originarios de las comunidades de Comitancillos y San Marcos.

Según los testimonios, aquel día por la tarde ingresó un comando de pistoleros del Cartel del Noreste (CDN), los antiguos Zetas, para buscar a un mando del grupo rival, el Cartel del Golfo (CDG), la organización criminal que controla la zona de Tamaulipas.

Después de un enfrentamiento los sicarios del CDN localizaron a 19 personas, a quienes asesinaron en ese lugar y luego abandonaron en los límites con Nuevo León.

El CDG y el CDN mantienen una disputa por el control de los estados del noreste de México desde marzo de 2010, conflicto que ha provocado desde esa fecha más de 15,000 desaparecidos y miles de muertes.

 

forbes

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*