Nueva prueba de Covid-19: no más hisopos, basta con cantar en una cabina

Un inventor holandés ha ideado lo que espera sea un método potencialmente más rápido y más fácil para realizar una prueba para confirmar un contagio de Covid-19.

En lugar de desagradables pruebas con hisopos nasales, Peter van Wees pide a los participantes que entren en una cabina con una esclusa de aire y griten o canten. Un purificador de aire industrial recoge todas las partículas emitidas, que luego se analizan en busca del virus.

“Si tienes coronavirus y eres infeccioso, al gritar y chillar estás esparciendo decenas de miles de partículas que contienen coronavirus “, afirmó Van Wees.

Van Wees, un emprendedor en serie, instaló su stand junto a un centro de pruebas de coronavirus en las afueras de Ámsterdam para probar su invento en personas que acaban de ser testeadas.

“Siempre es muy agradable gritar, cuando nadie puede oírte”, dijo Soraya Assoud, de 25 años, que necesitaba pruebas de una prueba de coronavirus negativa para viajar a España.

Van Wees sostuvo que aunque se detectan muchas partículas pequeñas de la ropa y el aliento de la persona, una infección aparece como un grupo alrededor del tamaño del coronavirus. El proceso dura unos 3 minutos.

El virus se identifica por su tamaño utilizando un dispositivo de tamaño a escala nanométrica.

El inventor ve la máquina como una herramienta de detección potencialmente útil en conciertos, aeropuertos, escuelas u oficinas.

 

Reuters

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*