ONU advierte sobre la “alarmante” concentración de poderes en El Salvador

Michelle Bachelet se sumó a las voces de alerta respecto a la situación política que atraviesa El Salvador. Bukele desafía las críticas al anunciar que seguirá tomando el control de instituciones de El Salvador hasta “que se vayan todos”

Un nuevo aviso sobre una tendencia que preocupa a la comunidad internacional. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se sumó a las voces de alerta respecto a la situación política que atraviesa El Salvador, señalando que en ese país hay una “alarmante tendencia hacia la concentración de poderes”. Esto después que el Legislativo nacional destituyera sin el debido proceso a magistrados de la Corte Suprema de Justicia y al fiscal general.

“Quiero recordar a todas las autoridades estatales la necesidad de cumplir con sus obligaciones de derecho internacional para restaurar el Estado de derecho y la separación de poderes”, subrayó la expresidenta chilena en un comunicado. Y agregó, que las recientes destituciones “socavan gravemente la democracia y el Estado de derecho”, al debilitar la separación de poderes.

El 1 de mayo la recién constituida Asamblea Legislativa Salvadoreña destituyó a todos los miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, cinco magistrados permanentes y sus suplentes, así como al fiscal general del país, Raúl Melara.

El Legislativo alegó que los magistrados habían actuado de forma inconstitucional al fallar en contra de actos y decisiones tomadas por el ministerio de Sanidad en relación a la pandemia de la covid-19, mientras que el fiscal fue cesado por sus presuntos lazos con un partido de la oposición.

La crisis política en El Salvador también ha motivado reacciones de la Unión Europea, Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA), que han mostrado su preocupación por la situación del estado de derecho en la nación centroamericana. También el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió este lunes a El Salvador respeto a la Constitución y a la separación de poderes para mantener los avances democráticos que el país alcanzó tras 12 años de guerra civil (1980-1992).

Hoy en RFI, la abogada y docente de la UCA, Ruth López Alfaro, ha señalado que es posible que “quieran desmantelar las otras instancias de la Justicia” en lo que ya toma forma de una especie de rodillo de Bukele contra las instituciones. (Escuche el audio de este artículo)

 

Bukele desafía las críticas

Pese a la gran presión que suponen todas estas críticas, parece que a Nayib Bukele, presidente de El Salvador, no le tiembla el pulso para seguir adelante. A todas las críticas nacionales e internacionales que lo acusan de terminar con la división de poderes, ha respondido con un vídeo con la frase “estamos construyendo una nueva historia”.

Bukele respondió a la lluvia de críticas envolviéndose en la bandera del “pueblo” y anunció que seguirá con la sustitución de funcionarios. “El pueblo no nos mandó a negociar. Se van. Todos”

Según Bukele, su Gobierno está inmerso en lo que llama “limpiar la casa” y que supuso, la destitución, con el apoyo del Congreso, de un grupo de jueces de la Corte Suprema y el fiscal general, encendiendo las alarmas sobre intentos de concentración de poder. Las destituciones son la última respuesta a una larga lista de agravios contra magistrados y diputados opositores valiéndose de su mayoría absoluta.

 

(Con AFP, ONU y prensa local)

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*