PAN va por la expulsión de estos 7 diputados, que apoyaron ampliar gubernatura de BC

El Partido Acción Nacional (PAN) inició el proceso de expulsión de sus filas de siete diputados locales de Baja California, así como de la alcaldesa de Playas de Rosarito y un síndico, por haber votado a favor de la ampliación del periodo del próximo gobernador, Jaime Bonilla, de dos a cinco años.

En un comunicado, el partido detalló que la decisión fue tomada por la Dirigencia Nacional, debido a que contravinieron los estatutos generales del PAN, así como sus reglamentos, y desconocieron la sentencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que resolvió que la gubernatura en Baja California sería de dos años.

De acuerdo con el PAN, los legisladores del partido también votaron “en contra de la Constitución de acuerdo con la jurisprudencia del tema, ya que el votante tiene que tener conocimiento cierto del periodo que durará la autoridad que elige”.

Los miembros del partido que serían expulsados son los diputados locales Carlos Torres Torres, Iraís María Vázquez Aguiar, Raúl Castañeda Pomposo, Ignacio García Dworak, Sergio Tolento Hernández, Alfa Peñaloza Valdez y José Félix Arango.

También se encuentran en investigación la alcaldesa de Playas de Rosarito, Mirna Rincón Vargas, y el síndico Miguel Ángel Vila Ruíz, quienes, según señaló el PAN, ya fueron notificados de los procesos abiertos por la decisión que avalaron en el estado.

Acerca de otros dos diputados que aprobaron ampliar el periodo de la gubernatura, el PAN señaló que no son miembros de la institución política, a pesar de que fueron postulados por el partido.

Además del proceso de expulsión, el partido indicó que presentará una acción de inconstitucionalidad contra la reforma aprobada, en cuanto sea publicada la modificación en el Periódico Oficial de Baja California.

“Un ensayo para la elección presidencial”

La dirigencia nacional del PAN advirtió que la reforma aprobada en Baja California “es un ensayo y una muestra de lo que el gobierno está dispuesto a hacer para ampliar el periodo presidencial”.

El vocero del partido, Fernando Herrera, acusó a Morena de corromper a los diputados panistas, y calificó los hechos de “un ensayo local para colocar en la opinión pública nacional un precedente de ampliación de mandato, el cual se buscará aplicar en beneficio del presidente López Obrador”.

Herrera llamó a la ciudadanía a estar “vigilante ante los retrocesos democráticos que se alientan y organizan desde el gobierno”.

El pasado 9 de junio, diputados de Morena, con el respaldo de la mayoría panista del Congreso de Baja California, aprobaron una modificación constitucional para ampliar el periodo de la gubernatura del próximo mandatario local, Jaime Bonilla, de dos a cinco años.

La votación de la XXII Legislatura del Congreso, que este año termina su periodo, contó con el apoyo de toda la bancada panista, a excepción del diputado Miguel Antonio Osuna Millán, que se mantuvo contra la reforma.

El aún gobernador actual, Francisco Vega, dijo que no publicará la reforma en el Periódico Oficial e Baja California por su compromiso de “atender la voluntad de los ciudadanos”, y porque “a los candidatos, partidos políticos y ciudadanos les asiste el derecho de utilizar los instrumentos jurídicos existentes para manifestar su desacuerdo y enfrentar esta acción”.

Jaime Bonilla, cuyo periodo de gobierno inicia el próximo 1 de noviembre, fue electo el pasado 2 de junio, cuando contendió como representante de la coalición Juntos Haremos Historia, conformada por los partidos Morena, Partido del Trabajo, Verde Ecologista de México y Transformemos.

Y en Morena…

El legislador federal de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, pidió a la dirigencia de este partido citar ante la Comisión de Honor y Justicia a los 21 diputados locales de Baja California que aprobaron la reforma, y que investigue si hubo malversación de recursos que motivaran su actuar a favor de la ampliación del periodo de gobierno.

Ramírez Cuellar exigió que se respete el Estado de Derecho, y afirmó que se trató de una reforma ilegal “que viola la voluntad del pueblo de Baja California”, por lo que llamó a Jaime Bonilla a pronunciarse en contra y aceptar el periodo de gobierno para el que fue electo.

Con información de Notimex

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*