¿Qué sucederá con el cierre de gobierno de Estados Unidos?

U.S. President Donald Trump is applauded by members of Congress and other attendees as he says he will not answer questions from reporters about an impending U.S. Government shutdown during a bill signing ceremony for the “First Step Act” and the “Juvenile Justice Reform Act” in the Oval Office of the White House in Washington, U.S., December 21, 2018. REUTERS/Joshua Roberts

Miles de trabajadores federales de Estados Unidos enfrentan este sábado un cierre parcial de gobierno luego de que los demócratas rechazaron las exigencias del presidente Donald Trump de cinco mil millones de dólares para construir un muro en la frontera con México.

En general, el cierre afectará el trabajo de más de 800 mil empleados federales, y más de la mitad de ellos se verían forzados a seguir trabajando sin pago.

 

¿QUÉ ESTARÁ ABIERTO Y CERRADO?

El Seguro Social seguirá emitiendo y enviando cheques. Los soldados seguirán activos donde estén. Los doctores y hospitales recibirán sus pagos de reembolso de Medicare y Medicaid. El correo federal es una agencia independiente y no se verá afectada así que continuará su servicio de entregas normalmente durante esta temporada navideña.

De hecho, prácticamente todas las agencias del gobierno, como el FBI, la Patrulla Fronteriza y los Guardacostas, seguirán abiertas. Funcionarios de la Administración de Seguridad en el Transporte seguirán trabajando en los controles de seguridad de aeropuertos.

El sistema de control de tráfico aéreo, Medicare, el cuidado de salud para veteranos y muchos otros programas gubernamentales esenciales seguirán funcionando normalmente. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias seguirá respondiendo a desastres.

Casi todos los 240 mil trabajadores del Departamento de Seguridad Nacional seguirán trabajando porque son considerados esenciales.

La oficina del fiscal especial, que investiga los posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia, no se verá afectada por el cierre.

Pero cientos de miles de trabajadores federales serán obligados a descansar y se dejarán de dar algunos servicios.

Las repercusiones políticas podrían ser duraderas, aun después de que se restauraran los fondos.

El Monumento a Washington y muchos otras emblemáticas atracciones del sistema de parques cerrarían, al igual que los museos en el National Mall. En el pasado, la gran mayoría de parques nacionales cerraron para visitantes y personas que querían acampar, pero durante el último cierre de gobierno, en enero, el Departamento del Interior trató de que los parques permanecieran accesibles aun cuando solo contaban con el personal mínimo. El lunes no estaba claro si es que el Departamento del Interior otra vez iba a tratar de repetir este esfuerzo.

 

LOS CIERRES DE GOBIERNO NO SON RAROS

Hace mucho tiempo, los cierres generalmente no eran gran cosa. Ocurrieron todos los años de la presidencia de Jimmy Carter, y cada uno duró un promedio de 11 días. Durante los dos períodos de gobierno de Ronald Reagan hubo seis cierres, generalmente de uno o dos días cada uno. Las partes llegaban a acuerdos y todo volvía a la normalidad.

Antes de un cierre de tres días en enero, causado porque los demócratas insistieron que cualquier medida presupuestaria estuviera acompañada de protecciones para los jóvenes migrantes conocidos como ‘dreamers’, el último cierre más significativo duró 16 días en el 2013. Este último cierre ocurrió cuando los conservadores del tea party trataron de bloquear la aplicación de la ley de cuidado de salud promulgada por el expresidente Barack Obama.

El gobierno también cerró por unas cuantas horas en febrero en medio de disputas partidistas por el déficit presupuestario.

 

 

 

 

Fuente: AP

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*