Un Amazon Mexicano nacerá en los siguientes cinco años

Es inevitable pensar en todo el impacto negativo que trajo la pandemia de Covid-19 a México y el mundo entero; sin embargo, la adopción masiva de la digitalización, el trabajo remoto y el comercio electrónico están creando el escenario perfecto para que en los próximos cinco años, una firma mexicana tenga la capacidad no solo de competir, sino de dominar el sector frente a gigantes como Amazon y Mercado Libre.

“Se espera que en 2021 el comercio electrónico alcance los 95,000 millones de dólares y aunque sigue siendo una proporción muy pequeña frente al comercio general, vemos que tiene una tasas de crecimiento del 40 al 50%, algo que ningún otro sector”, señala Raj Ramanand, CEO y Co-Fundador de Signifyd.

Sin embargo, el sector en el país y todo América Latina enfrenta fuertes retos, pues si bien para muchos mexicanos la pandemia los obligó a tener su primer contacto con el comercio electrónico, en la región el fraude en las compras en línea oscila entre el 1 y 2% del volumen total.

De acuerdo con el último reporte de la Asociación Mexicana de Internet, el valor del comercio electrónico en el país a finales de 2018 fue superior a los 490 mil millones de pesos. El 2% de eso representaría pérdidas por casi 10 mil millones de pesos.

“Por eso es tan importante que para todas las personas la primera experiencia de compras en línea sea efectiva, sin fricción o sufrir rechazos y con total seguridad. Estoy seguro que el comercio electrónico vive un momento y aquellas empresas que entiendan y eliminen esas fricciones son las que en los próximos cinco a diez años nos dejaran ver el nacimiento de un firma de ecommerce más grande que cualquiera de los marketplaces (como Mercado Libre o Amazon) actuales”, afirma Raj Ramanand a Forbes México.

Es en ese contexto, en el que los usuarios, entendieron o se vieron forzados a comprender el valor de comprar por internet, que Signifyd arranca operaciones en el mercado mexicano.

Y no se equivocan con el momento para entender la relevancia del sector, basta con ver el último reporte de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) que afirma que de los más 238.9 mil millones de pesos en ventas que generó el Buen Fin 2020 y que tuvo una duración de 11 días, poco más de 36 mil millones fueron únicamente de ventas a través de plataformas por internet y poco más de 40 millones de transacciones.

La empresa ya llega con Walmart México, como uno de sus principales clientes, pero con el objetivo de trabajar, de acuerdo con su CEO, “con todo tipo de sitios de comercio electrónico”. Desde los marketplaces más grandes, hasta emprendedores y empresas medianas que operan sus sitios de venta en línea o utilizan plataforma como Shopify o Magento.

“Nuestra plataforma puede integrarse con cualquier retailer sin importar su tamaño o el volumen de sus operaciones. No queremos cerrarnos a un tipo de negocio en específico porque lo que buscamos es crecer primero en México y Brasil y eventualmente en el resto de la región”, explica Ramanand.

De acuerdo con el ejecutivo, la tecnología de Signifyd utiliza un motor de machine learning y big data para detectar y diferenciar entre las transacciones legítimas y fraudulentas, a fin de evitar contracargos, rechazos o intentos de fraude legítimos.

Ramanand presume que el uso de su  tecnología crea un aumento de ingresos promedio de entre 4% al 6% para el retailer.

Signifyd fue creada en 2012, por Raj Ramanand y Michael Liberty, ambos ex empleados de PayPal, que crearon un motor de inteligencia artificial enfocado a detectar bots y malos actores en redes sociales.

Al ver que Facebook y Twitter optarían por desarrollar de forma interna su tecnología de detección de malos actores o usuarios peligrosos, los emprendedores decidieron enfocar su emprendimiento al sector  que mejor conocían: el de transacciones financieras para implementar su tecnología pero para detectar intención de fraudes en sitios de comercio electrónico y disminuir la tasa de rechazo de los compradores.

Signifyd ha logrado levantar diversas rondas de inversión. La más reciente por 100 millones de dólares en 2018.

“Los hábitos de los consumidores no van a cambiar aunque salgamos de la pandemia. Mi padre por ejemplo vive en la India y previo a la crisis sanitaria jamás había comprado por internet, pero cuando se quedó sin la posibilidad de ir a comprar el súper, decidió comenzar a comprar por internet. Hoy, incluso cuando tiene la posibilidad de ir a comprar físicamente ya no lo hace, él como muchos otros usuarios encontraron el beneficio de comprar en línea. Estoy convencido que en los próximos años las empresas que logren crear una experiencia sin fricción para los nuevos usuarios como mi padre, serán los verdaderos ganadores del sector de comercio electrónico en México”, apunta.

forbes

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*