Unión Europea aprueba salida de Reino Unido

British Prime Minister Theresa May leaves the stand after a media conference in Brussels, Sunday, Nov. 25, 2018. European Union gathered on Sunday to seal an agreement on Britain's departure from the bloc next year, the first time a member country will have left the 28-nation bloc. (AP Photo/Alastair Grant)

La Unión Europea (UE) aprobó este domingo un histórico acuerdo de divorcio con Reino Unido, calificado por ambas partes como “el único posible”, en un proceso inédito que, para llegar a buen puerto, necesita aún una difícil ratificación por el parlamento británico.

“Este es el mejor acuerdo posible para Gran Bretaña, este es el mejor acuerdo posible para Europa”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al término de una cumbre extraordinaria en Bruselas en la que los mandatarios europeos respaldaron el texto junto a su par británica Theresa May.

A los parlamentarios británicos, muchos de los cuales amenazan con rechazarlo, Juncker les invitó a “que tengan en cuentan la realidad”, una advertencia similar a la lanzada por May, que se enfrenta no sólo a sus rivales de la oposición sino también a un nutrido grupo de rebeldes en su propio Partido Conservador.

Con este primer acuerdo de divorcio de un país en la historia del proyecto europeo, Reino Unido y la UE buscan pasar página a más de cuatro décadas de relación compleja, pero cuyo final deja un mal sabor de boca. El Brexit “no es un momento de alegría ni de celebración, es un momento triste y es una tragedia”, aseguró Juncker.

El acuerdo, un mamotreto de 585 páginas, 185 artículos y 3 protocolos, adoptado por los líderes europeos recoge los términos de la salida de Reino Unido del bloque, prevista para el próximo 29 de marzo.

Estos incluyen cuestiones como los derechos de los ciudadanos europeos en Reino Unido y viceversa, la factura de 39 mil millones de libras que Londres debe pagar y la solución para evitar una frontera con vigilancia policial en la isla de Irlanda y preservar a su vez el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó de “obra de arte diplomático” el acuerdo, que necesitó 17 meses de duras negociaciones, repletas de sobresaltos, para ver la luz.

De salir adelante su ratificación, ambas partes deberán negociar un ambicioso acuerdo político y de libre comercio, cuyas grandes líneas quedaron plasmadas en una declaración política, durante un período de transición que debe finalizar como máximo a finales de 2022.

La futura relación debe buscar además una solución final para garantizar una fluida circulación de bienes entre la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda, cuyo primer ministro Leo Varadkar estimó como “muy importante” para la economía irlandesa.

 

 

 

 

Fuente: Huffpost

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*