Banco central de México recorta tasa a un 7.00% en medio estancamiento económico

El banco central de México redujo el jueves la tasa clave a un 7.00% por quinta vez consecutiva en medio de una economía estancada, pero advirtió que persisten riesgos para la inflación, así como resistencia de los precios subyacentes a disminuir.

Imagen de archivo. El logo del banco central de México (Banxico) es visto en su oficina del centro de México, México. 28 de febrero de 2019. REUTERS/Daniel Becerril

Banco de México (Banxico) recortó en 25 puntos base la tasa de fondeo interbancario a un día, en una decisión unánime, y en línea con un sondeo previo de Reuters en el que 24 de 25 analistas esperaban una disminución de un cuarto de punto porcentual.

Con esta reducción, la tasa de interés referencial mexicana alcanzó su menor nivel desde fines de 2017 y analistas estiman que aún hay espacio para que el banco central realice al menos otro recorte este año.

“Vemos que el Banco de México puede seguir relajando su postura y creemos que todavía hay cierto espacio para bajar en 25 puntos base la tasa de interés (…), porque la inflación está dentro de la meta y creemos que pueda cerrar en niveles de 3.50%”, dijo Alejandro Saldaña, economista en jefe de grupo financiero Ve por Más.

El Producto Interno Bruto (PIB) nacional se contrajo levemente en 2019 respecto del año anterior, su primer revés en una década, debido principalmente a la incertidumbre de los inversionistas locales ante las políticas del primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Banxico dijo que las condiciones de holgura de la economía continuaron ampliándose y se anticipa una expansión del PIB para 2020 menor al rango de entre 0.8% y 1.8% proyectado en el informe del tercer trimestre de 2019, con un balance de riesgos sesgado a la baja.

En cuanto a la inflación, que en enero se aceleró a su mayor nivel desde mediados del año pasado en tasa interanual, el ente monetario también estimó que las inflaciones general y subyacente serán moderadamente superiores al 3.0% y 2.9%, respectivamente, pronosticadas el año pasado.

“Estaremos en un par de semanas revisando nuestra proyección de crecimiento e inflación en el informe trimestral”, dijo más tarde a un programa radial el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León.

Respecto de los riesgos económicos globales, el banco destacó en su decisión que el balance sigue sesgado a la baja y ya incorpora los posibles efectos del brote del coronavirus, mientras Díaz de León dijo que puede ser un riesgo para el crecimiento si golpea las cadenas productivas de valor.

La junta de gobierno del banco central incluyó entre los riesgos al alza para el índice de precios al consumidor los aumentos salariales y un deterioro de las finanzas públicas locales. El objetivo permanente de inflación del banco central mexicano es de un 3.0%.

Reporte de Sharay Angulo; Reporte adicional de Abraham González y Anthony Esposito; Editado por Diego Oré

 

 

reuters

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*