NASA retrasa indefinidamente el regreso de la nave Starliner y sus astronautas

La nave sólo está diseñada para una estancia de 45 días en la Estación Espacial Internacional.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Después de tres fechas postergadas para el regreso de la nave espacial Starliner de Boeing, la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio) no cuenta con una fecha de retorno para la nave que llegó a la Estación Espacial Internacional con dos astronautas el pasado 6 de junio.

La NASA anunció el 26 de junio como la fecha de retorno de la Starliner, sin embargo, a última hora del viernes pasado canceló los planes de desacoplar la cápsula sin una nueva fecha objetivo, según CNN. La Starliner de Boeing llegó para una misión de prueba de ocho días y podría pasar más de un mes en la órbita baja terrestre, pero tiene autorización para regresar a la Tierra en el caso de que se produzca una emergencia a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Suni Williams y Butch Wilmore, veteranos de los vuelos espaciales, llegaron a la estación espacial a bordo del Starliner el 6 de junio. Inicialmente, la NASA preveía que su estancia duraría aproximadamente una semana. Pero los problemas que experimentó el vehículo durante el trayecto, como fugas de helio y propulsores que dejaron de funcionar repentinamente, han suscitado dudas sobre cómo se desarrollará la segunda mitad de la misión.

Los dos astronautas se encuentran ahora en una posición provisional: Prolongar su estancia a bordo de la estación espacial por segunda vez mientras los ingenieros en tierra luchan por aprender más sobre los problemas que plagaron la primera etapa de su viaje.

El comportamiento errático de cinco propulsores frustró el primer intento de acoplamiento de la nave con la Estación Espacial Internacional el pasado 6 de junio. Además, se han detectado cinco fugas de helio y una válvula de propelentes defectuosa en el módulo de servicio.

Aunque hay helio suficiente para regresar y una válvula redundante que sustituye a la defectuosa, la NASA ha dado más tiempo a sus ingenieros y los de Boeing para analizar los fallos de la nave. Los funcionarios han dicho que no hay razón para creer que Starliner no será capaz de traer a los astronautas de vuelta a casa, aunque «realmente queremos entender el resto de los datos», dijo Steve Stich, gerente del Programa de Tripulación Comercial de la NASA, en una conferencia de prensa el martes.

Hay dos caminatas espaciales previstas para los próximos días: La primera, el lunes 24 de junio, y la segunda, el martes 2 de julio. Además, de hacer trabajo de mantenimiento, la NASA aprovechará estas actividades extravehiculares para comprobar si queda vida microbiana fuera de la estación espacial, uno de sus experimentos más llamativos.

Es probable que la Starliner no regrese hasta pasado el 4 de julio, por la coincidencia en el tiempo de la caminata espacial y el Día de la Independencia de Estados Unidos. Sin embargo, hay una fecha límite para su retorno: el 21 de julio, ya que la nave sólo está diseñada para una estancia de 45 días en la Estación Espacial Internacional.

No es raro que los astronautas prolonguen inesperadamente su estancia a bordo de la estación espacial durante días, semanas o incluso meses. Los ingenieros de Boeing y la NASA declararon que optaron por dejar el Starliner, y a Williams y Wilmore, a bordo de la estación más tiempo del previsto, principalmente para llevar a cabo análisis adicionales.

Proceso